Deportes

Maickel Melamed se lanza al agua

Maickel Melamed resurge después de tres años de pausa. Ya no se medirá en el asfalto, ahora su elemento es el agua.

Tras participar en los maratones de Nueva York (2011), Berlín (2012), Chicago (2013), Tokio (2014) y Boston (2015) se plantea un nuevo desafío y la tarea, reconoce, vuelve a ser titánica, tal como ocurrió cada vez que se enfrentó a los 42 kilómetros. Confiesa que a veces siente miedo pero sumará todas sus fuerzas para afrontar el reto que se ha trazado.

Con 43 años de edad y afectado desde su nacimiento por una condición llamada hipotonía, que comprometió su desarrollo motor, Melamed está dispuesto a recorrer largas distancias en el agua. Nadar requiere de otras habilidades y destrezas, que empieza a adquirir con disposición, disciplina, tesón y perseverancia.
El objetivo es servir de inspiración, así como pasó hace siete años cuando toda Venezuela le acompañó a cruzar la meta en la Gran Manzana, después de 16 horas de esfuerzo.
“He vivido un período de transición, en el que ha estado presente un llamado a la evolución y a la transformación. No podía ser ajeno a ese llamado. Siempre he intentado ser un ejemplo y nuevamente surgió el deseo de hacer algo para elevar el espíritu del país, de la gente, del mundo. Vale la pena honrar nuestro ejemplo a través de la acción. Quiero mostrar mi mejor versión”, asegura Melamed.
En las instalaciones del Centro Italiano Venezolano es recibido con admiración y cariño. Allí llegó de la mano de Arturo Godoy, miembro de la selección nacional de natación en los años 80, medallista en competencias internacionales, poseedor de récords nacionales y en este momento vinculado a las actividades del equipo master del club.
En la piscina de 50 metros, el grupo de apoyo de Melamed se pone en marcha para iniciar la sesión.
Sus aliados son además de Godoy Darnubys Jardim, Luis Miguel Peñalver, Wilder Asdrúbal Rico y Oscar Flores, quienes sincronizadamente atienden sus tareas desde ajustar el traje de baño, el gorro y los lentes con snorkel hasta dar instrucciones precisas de la pauta a seguir, pulir la técnica y darle ánimo.
“Quien pasa gran parte de su vida en la piscina entiende esa comunión, la sanación, la paz y la liberación que se puede llegar a sentir con solo entrar en contacto con el agua”, comentó Maickel.
Fuente: El Universal

Related posts

Francia le gana a Uruguay 2 – 0

Erika Varela

Mourinho acepta un año de cárcel

Rommel López

Arturo Vidal paso de ser un rumor a materializar su fichaje y ser nuevo jugador del Barcelona FC

Ronaldo Barrios

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Acepto Leer Más